VOZ ALTERNA

Burlan la ley con construcción de edificio en Zoncuantla

Texto y fotografía: Juan David Castilla

Los sellos de suspensión en la obra para la construcción de un edificio, en la entrada a la comunidad de Zoncuantla, municipio de Coatepec, fueron violentados.

Vecinos de la zona habían bloqueado la carretera antigua Xalapa-Coatepec, el lunes 16 de diciembre, para exigir al ayuntamiento de Coatepec que suspendiera la obra.

Se trata de una reserva ecológica productiva que se vería afectada con los trabajos que implica la construcción del edificio.

De acuerdo con Mariana Cervantes, secretaria de la Asociación de Vecinos del Pixquiac-Zoncuantla, el edificio no puede tener más de dos pisos, debido que se encuentra en una zona de baja densidad urbana.

Las autoridades son corruptas, están coludidas, quieren los intereses particulares y no quieren un trabajo real en contra de la corrupción. No es el primer asunto que tratamos con el ayuntamiento de Coatepec

Mariana Cervantes

La construcción inició hace seis meses en el terreno de un particular, bajo el argumento de que ésta respetaba la Ley territorial de la zona.

Sin embargo, después de un tiempo, la gente se percató de que el edificio sería de varios pisos.

OMISIÓN

“Interpusimos quejas en el municipio e hicieron un acuerdo en agosto que iban a cancelar esta construcción y, al mes, el arquitecto fue a hablar con el Ayuntamiento y desconocieron este acuerdo. Incluso, en un documento que hicieron en una asamblea en el municipio dijeron que éste era un acuerdo en el que esta construcción si estaba en ley y que se iba a seguir”, relatan los quejosos.

El pasado 25 de noviembre, el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa de Veracruz (TEJAV) pidió al ayuntamiento del Pueblo Mágico que suspendiera la obra.

Mediante un oficio, el 9 de diciembre, los vecinos solicitaron al alcalde Luis Enrique Fernández Peredo que cumpliera dicha encomienda.

Fue hasta la tarde del 16 de diciembre que, gracias a la protesta vecinal, personal del ayuntamiento de Coatepec acudió para colocar los sellos correspondientes.

Pasaban de las 14:20 horas, los sellos eran instalados, a pesar de que los albañiles y demás trabajadores continuaban adentro del edificio.

Raymundo Vargas Pérez, Humberto Mendoza y Eusebio Delgado, todos inspectores de obra, pegaron los sellos con cinta adhesiva.

IMPUNIDAD

El delito se cometió porque los trabajos continuaron; sin embargo, no se presentaron elementos de la Policía Municipal.

Se interpondrá prisión y multa a quien quebrante el sello de conformidad en lo establecido en el artículo 330 del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Veracruz Ignacio de la Llave

se lee en los sellos

Se daba cumplimiento a lo interpuesto por el Secretario de la Primera Sala del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa de Veracruz (TEJAV), que notificó por comparecencia con fecha 10 de diciembre de 2019.

Los sellos fueron quebrantados y nadie ha sido sancionado al respecto.

“Los sellos se instalaron de forma ridícula porque se dejó a los trabajadores adentro (del edificio). Tanto el arquitecto, como la empresa constructora, cómo el ayuntamiento, se están burlando del Poder Judicial y de nosotros”, expresa Ricardo Contreras Osorio, presidente de la Asociación de Vecinos del Pixquiac-Zoncuantla.

Rafael Pardo Ramos está a cargo de la obra. Se trata de un arquitecto xalapeño que ha destacado por sus proyectos Casa Briones, Casa Oyamel, Flavia Galería, Oficinas MG y Paseo de la Reina, y que, incluso, ha sido reconocido a nivel nacional e internacional.

ACTA NOTARIAL

A las 13:00 horas de este martes 16 de diciembre, los ciudadanos se concentraron en la calle 1, donde se lleva a cabo la obra.

Allí, levantaron un acta notarial por la violación de los sellos de suspensión de la obra. La notaria pública número 4 del municipio de Coatepec dio fe de dicha situación.

La obra contraviene lo establecido en la Ley 241 de Desarrollo Urbano, Ordenamiento Territorial y Vivienda para el Estado de Veracruz, cuyo Artículo 29 indica que las reservas ecológicas de un centro de población o zona conurbada corresponden a las áreas no urbanizables y podrán ser restrictivas o bien de aprovechamiento productivo.

Detalla que las reservas ecológicas restrictivas y las áreas de monumentos arqueológicos, artísticos e históricos, así como los sitios típicos y de belleza natural, implican un alto valor ambiental o cultural, según corresponda, por lo que deberán entenderse como áreas protegidas en los términos de las leyes aplicables

Además, plantea que las reservas ecológicas de aprovechamiento productivo tienen como finalidad mantener, en zonas circunvecinas a los asentamientos humanos, los elementos naturales indispensables al equilibrio ecológico y al bienestar general, siendo factible en ellas su aprovechamiento con fines distintos a los urbanos.

El Artículo 34 indica que la regularización de un asentamiento humano no será procedente cuando: se invadan derechos de vía de instalaciones, líneas o ductos superficiales o subterráneos; áreas naturales protegidas; zonas de riesgo o amortiguamiento de instalaciones o actividades específicas, o los derechos generados por cuerpos de agua.

Tampoco habría regularización de un sentimiento humano cuando el predio afectado tenga un bajo índice de ocupación, de conformidad a las disposiciones normativas y reglamentarias.

Los pobladores ya han especificado que Zoncuantla, donde se construyen departamentos que serán comercializados a precios altos, es una zona de baja densidad urbana.

Juan David Castilla

Periodista de Veracruz e integrante del Colectivo Voz Alterna.