VOZ ALTERNA

(Video) Crece reclamo de Rubén Espinosa; familiares siguen sus pasos en Xalapa

Texto: Arantxa Arcos | Fotografía: Ricardo González | Video: Raziel Roldán

Rubén volvió a marchar en calles de Xalapa. Aunque han pasado cuatro años de ser asesinado junto a cuatro mujeres en un departamento de la colonia Narvarte, en la Ciudad de México, “Rubencillo” –como le decían de cariño sus amigos- cargó su cámara al hombro y protestó con sus padres, Rubén Espinosa y Cristina Becerril.

Su familia lo acompañó. Él no permaneció físicamente pero fotoperiodistas como Victoria Razo lo encontraron en la ciudad.

Hoy como cada 31 de Julio siento su presencia aquí, lo he sentido tan cerca a través de la lucha de todos ustedes, lo escucho en las palabras de resistencia de sus hermanas y lo puedo ver en la danza de sus queridas sobrinas y en la sensibilidad de las fotografías que él nos dejó

Victoria Razo, fotoperiodista
Victoria Helena Pérez Razo, fotoperiodista veracruzana
Foto: Ricardo González

La joven recibió la tercera edición del premio al fotoperiodismo “Rubén Espinosa” que entrega el Colectivo Voz Alterna. Entre sus palabras mencionó no coincidir entre coberturas informativas con “Rubencillo”, pero lo encontró entre quienes mantienen su exigencia de justicia por crímenes de periodistas.

Rubén es y siempre será un gran referente que marcó la historia del periodismo en México y recibir este reconocimiento que lleva su nombre, en presencia de su familia y amigos, es un gran honor que me motiva a seguir en esta lucha fotografiando nuestra realidad con coraje y verdad como lo hacía Rubén. Y a nunca guardar silencio como Nadia Vera nos enseñó”.

La cámara de Rubencillo volvió a captar imágenes intangibles. Fotografío el cielo soleado en su cuarto aniversario luctuoso y cuarto año de no recibir justicia por su crimen ocurrido el 31 de julio de 2015 junto a Nadia Vera, Alejandra Negrete, Yesenia Quiroz y Mile Virginia.

La plaza pública donde se manifestó desde el asesinato de Regina Martínez lo volvió a ver metros más adelante, sobre las escaleras de la Catedral de Xalapa ya que desde hace un mes, integrantes de la agrupación Los 400 Pueblos mantienen un campamento insalubre.

Ese espacio no sintió sus pisadas con sus botas, ni sus pantalones bombachos, tampoco sus dedos que en 2013 rosaron el cemento por pegar una placa simbólica por nombrar ese sitio con el nombre de la periodista corresponsal de la Revista Proceso, asesinada el 28 de abril del 2012.

Para no olvidarlo, Patricia y Alma Espinosa Becerril, hermanas mayores de Rubén, lo pronunciaron públicamente.

Estamos exigiendo justicia en esta plaza donde mi hermano solía venir a exigir justicia por otros y a realizar su trabajo. Es muy triste cada vez que venimos y cada año recordar que si él estuviera vivo estaría aquí trabajando y siendo uno más de nosotros

Patricia Espinosa Becerril

La justicia por su asesinato da fuerzas a la familia Espinosa Becerril quienes exigen a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México voltear a ver la persecución que tuvo en Xalapa, Veracruz.

“Parece que las autoridades no ven ni escuchan, que Rubén fue hostigado y amenazado en Xalapa, por lo cual se tuvo que autoexiliar en la Ciudad de México donde comenzó a denunciar los ataques sufridos en entrevistas y videos que están a la vista de todos”, reforzó Alma.  

Patricia Espinosa, Cristina Becerril, Rubén Espinosa y Alma Espinosa protestan en Xalapa
Foto: Ricardo González

Así como las autoridades de justicia de la capital del país, amigos y familiares de Rubén demandaron que el Gobierno de Veracruz apoye en la investigación prestando expedientes donde refuercen la labor periodística que desempeñaba Rubén en la entidad veracruzana.

La solicitud pública incluyó formalidad, ya que desde el crimen se ha filtrado información a medios de comunicación.

Las primeras ocurrieron a meses de lo ocurrido y fue comprobada por el juzgado Noveno de Distrito de Amparo en Materia Penal quien determinó que la Procuraduría General de Justicia capitalina, entonces dirigida por Rodolfo Ríos Garza, era el responsable de filtrar el expediente del multihomicidio de Rubén, Nadia, Alejandra, Mile y Yesenia en un departamento de la calle Luz Saviñón, en la colonia Narvarte, delegación Benito Juárez.

Para el 10 de diciembre del 2015, cinco meses después del multihomicidio, Rodolfo Ríos informó que un funcionario de la PGJ capitalina fue consignado ante un juez penal acusado de ser el presunto responsable de filtrar información de la investigación a medios de comunicación.  

Cuatro años más tarde y con cambio de autoridades que se autodenominaron “La Cuarta Transformación” por tener tres “principios” (no robar, no mentir y no traicionar) en todos los niveles de gobierno, las filtraciones continúan.

“Hemos visto que hay otra vez filtraciones en medios de comunicación sobre el tema y eso nos hace sentir que estamos en el mismo hoyo y que la gente sigue siendo la misma a pesar que tienen otro nombre”, reiteró Patricia.

La exigencia de la familia alcanzó a ex funcionarios del Gobierno de Veracruz, a un ex mandatario que se encuentra preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

 “Exigimos que Javier Duarte no sea liberado ni perdonado, porque no solo es por todo lo que se le imputa, sino por todos los asesinatos que cometió en este estado”, recalcó Patricia.

Justicia para Rubén Espinoza

Alma y Patricia Espinosa Becerril exigen justicia para su hermano Rubén, asesinado el 31 de julio en un departamento de la Colonia Narvarte, en la Ciudad de México. #4AñosSinRubén

Posted by Voz Alterna on Wednesday, July 31, 2019

Arantxa Arcos

Periodista de Veracruz e integrante del Colectivo Voz Alterna.