VOZ ALTERNA

Exigen justicia por crimen de Maggie

También exigen un posicionamiento firme por parte del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y por parte de la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, porque infieren que en estos casos acostumbran silencio. 

Texto: Norma Trujillo Báez | Foto: Alberto Roa

La fotografía de Maggie es portada por quienes salieron desde el Centro de Investigaciones Histórico- Sociales de la Universidad Veracruzana sus compañeros de posgrado y académicos exigen justicia para Margarita Alarcón Méndez, egresada de la Licenciatura en Psicología y de la Maestría en Ciencias Sociales y que fue asesinada el 11 de junio en su natal Huatusco.

En México, como en Veracruz “la muerte tiene permiso” (Edmundo Valadés)

               Llanto, dolor y coraje se conjugaron en quienes conocieron a Maggie, Magy o Mago, quien fue una buena persona, una estudiante disciplinada, siempre amable, solidaria y comprensiva. Se tituló en diciembre del 2018  con una tesis sobre “Violencia en el noviazgo en jóvenes de nivel secundaria”.

               En México, como en Veracruz “la muerte tiene permiso” (Edmundo Valadés); es la misma licencia que se le concedió hace varias décadas y que se alimenta tanto de corrupción como de ineficacia e incompetencia. No hay gobierno, no hay política, no hay programa, no hay acción que la detenga, ni a nivel estatal ni a nivel federal. Las cifras de incidencia delictiva están como siempre; la violencia contra las mujeres, en particular la violencia letal está peor que nunca, dijo el investigador Ernesto Treviño.

               Y no se ve para cuándo ni por dónde puedan cambiar, porque lo que se ganó con la alternancia sigue siendo, sigue teniendo la forma de un deseo, de una hipótesis, a veces de un salto de fe. ¿Cuántos de nosotros, de los que nos dedicamos a la investigación social no quisiéramos que nuestras previsiones sobre el gobierno o sobre las políticas, o sobre la violencia estuvieran equivocadas? Pero la evidencia, así limitada, así precaria, nos deja pensar que hay muy poco en los dichos, en las decisiones o en las acciones de las actuales autoridades públicas que nos permitan visualizar un cambio, pronto o en el mediano plazo.

               En la postura leída en la Plaza Regina, sus compañeros señalaron que el crimen de Maggie, no es un hecho aislado sino el reflejo del estado de descomposición social, en el que nos encontramos, la condena se debe escuchar fuerte y claro, repudio ante esta atrocidad debe hacerse pagar a los culpables, no debemos ser condescendientes ante un gobierno con el pretexto de recién llegado cuando la omisión y la inacción arrastran entre sus pies la vida de inocentes, la ineficiencia también se debe castigar.

               Exigimos un posicionamiento por parte del gobernador Cuitláhuac García, un pronunciamiento  firme por parte de la rectora de la Universidad, Sara Ladrón de Guevara, porque en estos casos acostumbran silencio. 

Foto: Alberto Roa
Foto: Alberto Roa

Periodista de Veracruz e integrante del Colectivo Voz Alterna.