VOZ ALTERNA

Violencia laboral a más catedráticas de la UV; el primer caso derivó denuncia penal

Texto: Arantxa Arcos

Dos catedráticas de la Universidad Veracruzana (UV) buscaron a Remedios Álvarez Santos, maestra en la licenciatura de Filosofía, para iniciar procesos por también ser víctimas de violencia laboral.

Los nombres son omitidos por apenas iniciar el procedimiento. Una de ellas detalló su situación a Álvarez a través de un correo electrónico y otra más mantiene clases en la facultad de Pedagogía.

El primer caso de los tres fue dado a conocer por Remedios y radica en la recomendación 50/2019 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Veracruz.

Bajo el expediente CEDH/2VG/DAM/1081/2017 relató ser víctima de constantes agresiones hacia su persona como discriminación y violencia de género. Todo a raíz de que se incorporó hace siete años a la Facultad de Filosofía, aumentando la agresión a partir de entrar en funciones el director de citada facultad, el maestro que llamaremos Adrián.

Él, con ayuda de otros cinco catedráticos de la Máxima Casa de Estudios en Veracruz y dos alumnos, iniciaron una campaña de desprestigio contra Álvarez que con mayores pormenores desglosa una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y la CEDH.

La querella en la FGE sigue en curso, mientras la interpuesta ante la CEDH obligó a la rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara emitir una disculpa pública por los hechos e iniciar una investigación contra él o los responsables del acoso laboral.

De ésta solo fue emitida en papel y difundida en redes sociales. Ninguna llamada telefónica o cita para ofrecer citado alegato ocurrió.

“La misma rectora reconoce que son muchas mujeres agraviadas y la pregunta es, ¿y usted qué ha hecho al respecto?”, pregunta Remedios Álvarez.  

La maestra “rebelde”

Desde el 2010, Remedios imparte la experiencia educativa de Filosofía a veracruzanos y extranjeros que buscan intercambios semestrales o anuales a la entidad veracruzana.

“Paloma” es el sobrenombre que adquirió antes de nacer pues al salir del vientre de su madre, la abuela designó Remedios pero las palabras de su tía convencieron la primera imposición en su vida.

Para ella, la rebeldía no es alterar el orden, el concepto lo limita en luchar por los ideales sin olvidar las obligaciones de cada ser humano.

Rebeldía es poner en tela de juicio tus propios dogmas, las verdades que te han mentido, impuesto como tal, el rebelde siempre está poniendo en sospecha lo que percibe, cuestiona, reflexiona, dialoga, abona a la sociedad, construye pensamiento con vínculos

exclamó a esta reporta en 2017

Por mantener esa actitud de exigencia, la etiquetan dentro del campus como “la maestra rebelde”.

Acusada de ser indomable y poner “desorden” en la Facultad de Filosofía, actualmente atraviesa por una “atmósfera muy tóxica, de terror” al experimentar en dos años agresiones contra ella.

Remedios Álvarez Santos, catedrática en la Facultad de Filosofía UV
Foto: Juan David Castilla

“Cuando denuncié es porque estaba en una batalla con ese sentimiento adverso que es el miedo. Cuando uno logra vencer eso se tiene que seguir para que la sociedad sepa que no debemos permitir ningún tipo de violación a nuestros derechos humanos. Que debemos denunciar. Si queremos que las instituciones cambien, tenemos que denunciar”.

Uno de los cinco profesores denunciados ante la FGE y la CEDH escribió en su red social de Facebook una disculpa dirigida hacia otro presunto compañero de aulas.

Yo te ofrezco disculpas como profesor de la facultad y parte de la comunidad UV porque experimentaste lo más estúpido y antifilosófico que la facultad de Filosofía UV ha tenido desde hace muchos años. De parte de una persona muy enferma que es digna de lástima y de un buen psiquiatra. Que le explique que su infelicidad no se cura haciendo el mal hacia los demás, que no le caen bien o no se someten a sus caprichos. Nunca había visto tanta miseria en una persona. Te abrazo y reitero mis disculpas

se lee en la cuenta que por cuestiones legales solo transcribimos

La rebeldía que promueve la justifica con el letargo en la sociedad, la inactividad en algunos sectores aún con las severas lesiones de amenazas, desaparición y sangre.  

La catedrática de la Universidad Veracruzana ha vivido momentos críticos con los jóvenes universitarios, el primero ocurrió el 5 de junio del 2015 y en semanas recientes la revisión a sus pertenencias antes de ingresar al campus universitario.

Revisión de mochilas

A finales de septiembre y octubre, estudiantes de la Unidad Académica de Humanidades de la Universidad Veracruzana (UV) denunciaron casos de acoso por parte de los directivos, al ser presionados para revisar sus pertenencias.

El pasado 2 de octubre, cuando salieron a las calles de la ciudad de Xalapa para conmemorar la matanza en la Plaza de las Tres Culturas, dieron a conocer la situación de intimidación en la universidad.

Estudiantes de la Universidad Veracruzana protestan en conmemoración del 2 de octubre
Foto: Juan David Castilla

Ante ello, Remedios Álvarez agregó que será necesario un consenso entre las partes involucradas, una forma democrática.

“No sé si sea contraproducente estar encerrados y ante una eventualidad como un sismo, un incendio haya dificultades para salir. Hablando de seguridad eso sería peor porque quedaríamos encerrados”.

En tanto la situación mantiene este clima “tóxico”, la afectada continúa con proyectos entorno a la violencia, en colaboración con académicos de la Facultad de Sociología UV.

Arantxa Arcos

Periodista de Veracruz e integrante del Colectivo Voz Alterna.